Tag Archives: jóvenes

U-Reporters en México.

La Innovación no es magia

La innovación no se lleva a cabo por arte de magia, es un arte, y como en todo arte, hay fundamentos para ayudar al éxito de la misma.

Unicef está aprovechando la tecnología móvil y el uso de la información en tiempo real, para mejorar la vida de los niños en todo el mundo. Al día de hoy se desarrollan cerca de 270 proyectos, y U-Report es uno de los más importantes.

Hemos lanzado la iniciativa U-report en México. Un innovador sistema con el que los jóvenes tienen la posibilidad de contarnos, en tiempo real, a través de Twitter sus preocupaciones, intereses y opiniones. Hoy probamos el sistema con scouts de la Ciudad de México y alumnos de la Preparatoria 8 de la UNAM.

U-Reporters en México.

U-Reporters en México.

Nuestra representante, Isabel Crowley y Chris Fabian del área de Innovación de UNICEF, saludaron en directo a nuestros primeros U-Reporters.

Lo más importante de este lanzamiento, es que en UNICEF México, por fin podemos acercarnos a la juventud de manera más directa, sin ningún obstáculo. Escuchar las voces de el objeto de nuestro trabajo, es lo que nos da mayor entusiasmo y una oportunidad única para focalizar nuestros esfuerzos en lo que ellos realmente quieren y necesitan.

Dibujos de los primeros U-Reporters en México.

Dibujos de los primeros U-Reporters en México.

Conviértete en U-Reporter, porque tu voz cuenta.

Sigue a @UReportMexico

Luis Cedeño trabaja en el área de Comunicación en UNICEF México

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Youtube

 

Foto encuentro

Día Mundial del Sida 2014: el VIH y yo

Soy consejero de pares, y soy VIH positivo desde hace seis años. En cierto modo, no lo veo como algo malo porque aprendí a vivir distinto, a ser más humano y mejorar mi calidad de vida y mi autoestima.

Cuando me dieron el diagnóstico fue algo crudo en mi vida. No sabía qué hacer. En aquel momento vinieron a mí mente dos cosas: ¿a quién se lo digo? y ¿qué será de mi vida? Carlos, un amigo también VIH positivo, me ayudó a mejorar mi autoestima. Pude entender que mi pelea no era ni es contra el VIH, mi pelea era y sigue siendo lograr cambios sociales que me permitan ser considerado como una persona, sin lástima, emprendedora y que goza de los mismos derechos que todo ciudadano ecuatoriano.

Mi lucha ha sido dura. Durante una época, cuando recién empecé el tratamiento, se desabasteció la reserva de terapia antirretroviral en mi hospital. Nos hacían ir todos los días por una dosis ya que por la falta no entregaban el medicamento por el mes entero, como debía ser. Recién comenzaba el tratamiento, y estaba cansado de ir todos los días al hospital por una sola dosis. Perdí mi empleo por pasar en el hospital haciendo largas filas para el medicamento aunque madrugara. Era intenso, ya que el hospital da servicio a todas las personas de las provincias e incluso dormían ahí con la esperanza de que se les entregue medicamentos para por lo menos 15 días.

Una mujer hace una señal con sus manos

© ONUSIDA/2014

En ese entonces no sabía lo que era el activismo. Conocí a algunas personas, entre ellos mis compañeros que siguen siendo activistas. Noté que presionaban al director del hospital a través de los medios de comunicación para que diera respuesta ante el desabastecimiento. Fue entonces que decidí acercarme a los medios y comencé a exigir al gobierno que garantizara los medicamentos. Aunque los medios sabían que no podían tomarnos fotos por confidencialidad, un medio local me fotografió sin darme cuenta y sin mi consentimiento. Esta noticia salió en la prensa con mi imagen, y me hice visible. Me preocupé porque mi salud estaba en juego.

Mi familia no sabía mi estado, y una tía se enteró de que tengo VIH a través del periódico. Comenzó a decir a todos que yo era una persona con sida, y mi barrio también se habría enterado si no la hubiese detenido. Mis compañeros me ayudaron a solucionar el problema antes de que más personas se enteraran de esto. En la actualidad sólo lo saben mi madre -quien se enteró por mi tía-, una prima que fue la primera a quien yo se lo dije por ser como mi hermana, un tío y mi abuelo. Estos dos últimos me discriminaron totalmente, alejándose de mi familia y de mi casa. Mi tía le decía a mi madre que se alejara y se apartara de todo lo que estuviera relacionado conmigo, ya que yo les iba a contagiar a todos en la casa y tenían que hacerse un examen urgente para ver si ellos también tenían sida.

Mis compañeros, actualmente consejeros y activistas, se acercaron a mi madre, hablaron con ella y sentí su gran apoyo incondicional. Cuando mi mamá se enteró de que tengo VIH, fue devastador para ella. Se sintió derrotada al pensar que me iba a morir. En ese momento no sabía qué hacer ni cómo defenderme. Encontré consuelo en mis amigos, mis colegas de la organización a quienes ahora considero mi familia. Vinieron a mi casa y conversaron con mi mamá sobre VIH. Compartieron con ella sus experiencias y todo lo que ellos vivían y habían vivido. Le dijeron que yo no estaba solo porque tenía el apoyo de cada uno de ellos. Mi mamá sintió un gran consuelo y apoyo al conocerlos y escucharles a todos, y aceptó que tengo VIH. Me abrazó, lloró conmigo y me dijo que siguiera adelante y que no pensara en lo malo sino en lo valioso que soy, que podía contar con ella en todo y que estaría a mi lado siempre.

Foto encuentro

Participantes en el Primer Encuentro Nacional de Adolescentes y Jóvenes Positivos, septiembre de 2014. © UNICEF LACRO/2014/Metellus

Cuando recién supe mi diagnóstico, empecé un voluntariado porque sentí la necesidad de hacer algo más. Mi proceso se logró dentro de una organización donde encontré a personas que ya vivían con VIH por muchos años, quienes compartieron sus experiencias conmigo y me brindaron apoyo. Yo sentí las ganas de aprender sobre el tema y así transmitir y enseñar a otras personas que son diagnosticadas con VIH. Fortalecí mis habilidades durante mucho tiempo para brindar consejería de pares en orientación y apoyo a las personas viviendo con VIH, difundiendo información sobre el virus y sobre sus derechos. Con el tiempo, logré formar parte del liderazgo de la organización. De esta manera, promuevo la calidad de vida de otros jóvenes como yo para empoderarles, impactando la vida de cada uno.

Sin embargo, la discriminación persiste porque las oportunidades de trabajo son pocas. Tengo años dejando mi currículo en varias empresas, cumpliendo todos los requisitos y teniendo el conocimiento necesario para los puestos vacantes anunciados. Pero mi mayor experiencia se basa en VIH, y he desempeñado trabajos como educación para la salud, promotor de la salud, técnicas de facilitación, y otros que constan en mi currículo. Pero por más que yo maquille esto, tengo que explicar los diplomas que he obtenido y mi experiencia al posible empleador. Me preguntan de todo, y es ahí donde encuentro la prueba de fuego, cuando veo los gestos de la persona y me hacen la pregunta del millón: ¿usted es portador? A veces lo niego, y a veces no, sólo por tratar de obtener el puesto de trabajo que necesito. Sin embargo, me quedan mirando como cosa rara y me dicen que me llamarán. Esa respuesta ya la conozco muy bien.

Sólo puedo decir que una persona que vive con VIH es una persona normal que goza de una condición de salud especial. Yo vivo esta realidad, y muchos no saben lo que es el virus. Solo una persona viviendo con VIH puede explicar mejor lo que es, y conversando entre pares hay una química donde el otro se lleva algo de mí y yo me llevo algo de ellos. Esto es una experiencia que nadie comprende si no es parte de nuestro mundo. Siempre seguiré colaborando como un consejero de pares, aprendiendo más de cada persona. Vivir con VIH no me detiene ni me limita. Al contrario, me motiva porque una condición de salud no debe ser motivo para discriminar a nadie. Que sería de mí sin……

Humor Inteligencia Vida

Héctor* es un miembro de la Red de Adolescentes y Jovenes Positivos de Ecuador y ayuda a otros jóvenes positivos trabajando como consejero de pares con el Grupo F.A.V.U., una organización de Ecuador que ayuda a las personas que viven con VIH/SIDA a mejorar su condición de vida. Él compartió su historia con UNICEF durante el primer encuentro nacional de la Red de Adolescentes y Jóvenes Positivos, realizado en septiembre de 2014, de manera previa al Día Mundial de la Lucha contra el VIH/sida 2014.

Editado por Eveliz Metellus, voluntaria de la ONU del Programa para VIH y SIDA de la Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. El artículo apareció originalmente aquí.

Una niña en una escuela intercultural bilingüe en la comunidad de Puerto Bethel, Ucayali, Perú

Niñez, oportunidad para un país inclusivo

Veinticinco años han pasado desde la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), el tratado internacional de derechos humanos de mayor consenso en la historia.

Desde entonces, la concepción paternalista que se tenía sobre la niñez ha evolucionado y ha adquirido carácter universal. En la gran mayoría de países, niños y niñas han dejado de ser vistos como objetos de protección y atención solo cuando estaban en situaciones de vulnerabilidad, para convertirse en sujetos con derechos humanos y necesidades de protección especial.

El Perú fue uno de los veinte primeros países del mundo en ratificarla en 1990. A partir de ese momento, el país ha realizado importantes esfuerzos por garantizar a sus niños, niñas y adolescentes los derechos consagrados en la CDN. Se adaptó la legislación vigente y se pusieron en marcha políticas y estrategias que han permitido ir resolviendo diversos problemas que afectaban a la niñez a finales de los ochenta.

Una niña en una escuela intercultural bilingüe en la comunidad de Puerto Bethel, Ucayali, Perú

Una niña en una escuela intercultural bilingüe en la comunidad de Puerto Bethel, Ucayali, Perú © UNICEF Perú / Moreno Miriam

Un hito lo constituyó, sin duda, el Código de los Niños y Adolescentes, promulgado en 1992 y modificado en el año 2000. Justamente en estos días, en el Congreso se está debatiendo una propuesta que lo reemplazaría. UNICEF, como organismo que brinda asistencia técnica al Estado peruano para garantizar los derechos de la niñez, confía en que los parlamentarios optarán por una norma que facilite plenamente el cumplimiento de la CDN. Asimismo, coincide con la Defensoría del Pueblo en que el nuevo Código no puede dejar entreabierta la puerta a posiciones que desestiman el derecho de la niñez a opinar, organizarse y participar; que condicionan el acceso de los y las adolescentes a los servicios de salud sexual; que no condenan plenamente todas las formas de violencia contra la niñez y restan importancia al lenguaje inclusivo en un país en el que miles de niñas y adolescentes son las más excluidas, y niegan o condicionan el debido proceso y las garantías de acceso a la justicia para niñas, niños y adolescentes. Urge también garantizar nuevos estándares respecto al derecho de todo niño a vivir con su familia, o en un ambiente familiar que lo acoja.

El Perú tiene importantes avances en el difícil camino de la inclusión social de la niñez. La reducción de la mortalidad infantil de 79 a 16 por cada mil niños menores nacidos vivos de cinco años; la reducción de la desnutrición crónica infantil de 28% en el 2007 a 17% en el 2013; la disminución de la carencia de registro de nacimiento de niños hasta los cinco años de 16% en el 2004 al 4,4% en el 2012; y casi universalizar la educación primaria al pasar de una tasa de matrícula de 91,5% en el 2002 al 96% en el 2012, son algunos de los logros de un país en el que las políticas de Estado a favor de la niñez han sabido trascender a los gobiernos de turno.

Legislación adecuada, políticas públicas e inversión social son la ecuación perfecta para cumplir con un deber ético, político y social que tenemos los adultos con la niñez peruana. Los logros alcanzados son un esfuerzo compartido con los gobiernos que ha tenido el país en estos 25 años. Se suman a ello profesionales del sector público, iglesias, organismos no gubernamentales, empresas, comunidades y propias familias comprometidas con estos progresos.

Por otro lado, retos hay muchos. Reducir a cero la mortalidad neonatal, infantil y materna evitables, la anemia y la desnutrición crónica; garantizarle a niños, niñas y adolescentes el derecho a vivir en familia y libres de violencia, asegurarles educación de calidad y con pertinencia cultural, son algunos de ellos. Acortar las brechas entre regiones y entre lo urbano y rural es otro gran desafío. Para enfrentarlos, se requieren asignación presupuestal garantizada, decisores políticos, servidores públicos, comunidades y familias comprometidos con la formación de una generación con igualdad de oportunidades. Es necesario, asimismo, que en cada decisión prime el Interés Superior de la niñez, consagrado en la CDN.

Artículo publicado en el diario El Comercio el 20 de noviembre de 2014

Paul Martin es el Representante de Unicef Perú

Climate Change Mapping

El cambio climático: la juventud de todo el mundo opina

Hoy se celebrará en Nueva York un acontecimiento de gran importancia que tendrá repercusiones más allá de la pequeña isla de Manhattan.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, acogerá la  Cumbre del Clima de 2014, con el objetivo de sumar voces para abordar el tema del cambio climático y los efectos que causará en todos nosotros.

Climate Change Mapping

Fotografía realizada por Denisse, cartógrafo del clima de El Salvador. Siga este enlace para acceder al informe completo del mapa digital sobre el cambio climático de La Juventud Opina.

No obstante, estos efectos perjudicarán más probablemente a determinados colectivos, entre los que se encuentran los niños y los jóvenes. No solo porque serán ellos los que vivan el impacto de las decisiones que estamos (o no estamos) tomando acerca del cambio climático en la actualidad, sino también porque son los más vulnerables a ese impacto.

Por ello, es decisivo que todos los debates sobre el cambio climático y el medio ambiente incluyan una consulta a los colectivos de niños y jóvenes. Se trata de una cuestión de sentido común, pero también de un derecho fundamental de todos los niños: el derecho a que se escuche su opinión sobre los asuntos que les afectan.

climate 3

Javanna, cartógrafo del clima de La Juventud Opina, fotografió esta parte de la carretera llena de basura.

Como parte de la preparación de la cumbre de mañana, hace unas semanas movilizamos a nuestra plataforma digital internacional  La Juventud Opina”  para recabar información sobre el impacto del cambio climático y la degradación ambiental en las comunidades.

Para este trabajo de investigación, contamos con una herramienta: los Mapas de la Juventud Opina un sistema de cartografía digital elaborado por UNICEF en colaboración con el Public Laboratory for Open Technology and Science y el Laboratorio de experiencia móvil del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Digital Mapping Maroantsetra

Un grupo de jóvenes cartógrafos digitales de Madagascar aportan pruebas sobre su entorno.
(c) UNICEF Madagascar/2014.

Desde su primera aplicación en 2011 en Río de Janeiro (Brasil), los Mapas de La Juventud Opina se han empleado con el fin de que niños y jóvenes de Haití, Kosovo, Argentina, Madagascar y Bután proporcionen información sobre una serie de asuntos referentes a sus comunidades mediante el poderoso medio de la cartografía.

En agosto, publicamos una convocatoria en la web y las redes sociales, sociales para que los candidatos nos contaran por qué debíamos elegirlos como representantes de los jóvenes en la Cumbre del Clima. Cada uno de los 43 candidatos elegidos para realizar un estudio cartográfico sobre el cambio climático recibió un paquete de instrucciones acerca de cómo explorar sus comunidades y extraer información con el objetivo de:

  • Conocer el modo en que las condiciones climáticas y meteorológicas producen un impacto en sus comunidades;
  • hallar muestras de la contaminación y destrucción causadas por el ser humano;
  • detectar otros peligros existentes en sus entornos físicos;
  • así como ilustrar síntomas de acción positiva.

El mapa refleja lo que estos jóvenes, procedente de países tan distintos como Nepal, Gana, Dinamarca y Haití, consideran muestras evidentes de problemas medioambientales. Algunos de los informes elaborados reflejan la deforestación y la contaminación atmosférica provocada por los coches, y otros señalan las zonas que durante el año se muestran más vulnerables a casos de inundaciones o sequía. Muchos informes ilustran la presencia de basura en calles, playas, ríos y alcantarillas, lo que revela el gran desafío que muchas ciudades deben afrontar en lo que respecta a la gestión de desechos.

climate mappingrecycled plastic

No obstante, los cartógrafos del clima no solo nos traen malas noticias: también existe un gran número de informes que demuestran que la acción positiva es posible. Algunos informes realizados en Suecia nos cuentan planes de reciclaje y de bicicletas de uso compartido; otros, procedentes de Kenia, sugieren innovadoras iniciativas artesanales para convertir elementos no reciclables, como bolsas de plástico, en bolsas de larga duración; y desde Jamaica y Pakistán nos llegan informes de proyectos de energía renovable que tratan de abordar los desafíos energéticos de la forma más limpia posible.

Les ruego dediquen un tiempo a “viajar” por el mapa, a leer las opiniones de estos jóvenes y a dejarse inspirar para tomar medidas contra el cambio climático.

Gerrit Beger es el gestor de Redes Sociales y Participación Digital de la División de Comunicación de UNICEF en Nueva York.

El martes 23 de septiembre, desde las 17:15 hasta las 18:30 (horario de Nueva York), durante la Cumbre del Clima, tendrá lugar una sesión organizada por UNICEF, ONU Mujeres y el UNFPA titulada “Voces desde el frente de batalla contra el Cambio Climático”. Aquellos que lo deseen, podrán seguir la emisión en directo de la sesión desde este enlace, o bien unirse al debate siguiendo a @UNICEFtalk o #climate2014 en Twitter. Si desea hacer una pregunta a alguno de los participantes, podrá enviarla a @UNICEFtalk o dejarla en la sección de comentarios.