Tag Archives: EDUCACIÓN

IMG_4634

Pedaleando por la educación indígena en Paraguay

En medio de senderos plagados de mosquitos, caminos llenos de barro y una naturaleza exuberante, un grupo de ciclistas conformado por distintos profesionales y personalidades de Paraguay recorrió comunidades indígenas del Chaco para conocer la realidad de los niños y niñas nativos como parte de una expedición organizada por UNICEF Paraguay.

Los participantes posan al inicio de la expedición ciclística, en la entrada de la comunidad indígena Armonía, a 400 km al norte de Asunción. © UNICEF Paraguay/2015/Brom

Los participantes posan al inicio de la expedición ciclística, en la entrada de la comunidad indígena Armonía, a 400 km al norte de Asunción. © UNICEF Paraguay/2015/Brom

Bajo la consigna ‘Cero niños fuera de la escuela’, una marcha ciclista quiso concienciar ‘in situ’ sobre la realidad de los niños y niñas que viven en el Chaco paraguayo y las dificultades que enfrentan en su día a día para llegar a la escuela, lo que en muchos casos acaba influyendo para que abandonen los estudios.

Según datos oficiales del Gobierno de Paraguay, el 7,8% de personas de entre 6 y 17 años de edad no asiste a una institución educativa de enseñanza formal en el país, es decir, unos 125.000 niños, niñas y adolescentes permanecen fuera de la escuela.

Para visibilizar esta realidad y sus causas, la expedición partió a unos 400 km al norte de Asunción, donde viven algunas de las comunidades indígenas de Paraguay. Hasta allí se trasladó el grupo de participantes conformado por periodistas, chefs, deportistas, empresarios, filósofos, médicos y entusiastas del ciclismo de aventura, entre otros perfiles.

El recorrido transitó por varias aldeas nativas del área. El encuentro central tuvo lugar en El Estribo, donde los participantes compartieron unos momentos con los líderes de la zona y conocieron sus principales preocupaciones y desafíos.

Uno de estos líderes, Gabriel Quintana, comentó que este año las familias decidieron destinar una parte del subsidio que reciben del Estado para comprar alimentos para los niños y niñas, por lo que prácticamente no se registraron deserciones escolares. “No se puede decir que los indígenas no quieren estudiar. Sí quieren. ¿Pero por qué no pueden? Por la falta de recursos”, explicó.

En el trayecto, los ciclistas pedalearon 65 kilómetros y pasaron por varias comunidades, donde fueron saludados por sus miembros, quienes los esperaban animadamente al costado del camino. “Todo el que pasaba, me saludaba. Me decía ‘¿a dónde vas?’. Y si me veían cansada, me decían ‘te falta poco’”, relató Yehimy Alison González, una conocida periodista de radio y televisión de Asunción.

Vicisitudes

Pero no todo fue alegría y camaradería en el recorrido. Varias partes de los caminos de tierra se encontraban anegadas, por lo que los ciclistas tuvieron que cruzar con esfuerzo el agua y el barro.

Todas estas dificultades les permitieron entender las vicisitudes que deben pasar diariamente niños, niñas y adultos para vivir en las duras condiciones que impone el Chaco paraguayo, donde acudir a la escuela es una difícil aventura para cualquier estudiante.

Dado que el Chaco es una zona con vegetación muy agreste, algunos de los participantes sufrieron el pinchazo de las ruedas de sus bicicletas, lo que les obligó a cambiarlas en medio de nubes de mosquitos que prácticamente eran inmunes a los repelentes de insectos.

Los caminos que atraviesan las aldeas indígenas del Chaco son de tierra y están rodeados de una vegetación agreste. © UNICEF Paraguay/2015/Villalba

Los caminos que atraviesan las aldeas indígenas del Chaco son de tierra y están rodeados de una vegetación agreste. © UNICEF Paraguay/2015/Villalba

“Yo pinché la rueda en uno de esos caminos que le llaman ‘picadas’ y quedé paralizado por unos cuatro o cinco minutos cambiando la rueda. Era impresionante la cantidad de mosquitos que tenía en todo mi cuerpo”, comentó Fernando Marín, un filósofo mexicano que trabaja en una ONG que también desarrolla proyectos sociales en las comunidades indígenas de la zona.

Pero más allá de las cuestiones de distancias y caminos intransitables, los participantes se dieron cuenta de un factor muy importante para aumentar la presencia de los niños en las aulas: la necesidad de una correcta alimentación. Como afirmaron los líderes indígenas con los que conversaron, el hambre es uno de los principales impedimentos que aleja a los estudiantes de las escuelas. La periodista Natalia Daporta -una de las participantes con gran experiencia en el área de educación- recorrió precisamente las comunidades recabando datos sobre la situación en este campo. “No recibieron hasta el momento merienda ni almuerzo escolar. Sabemos muy bien que la alimentación es muy importante para el rendimiento de los alumnos, y también para mantener a los chicos en la escuela”, indicó.

La experiencia

Al final de la jornada, la mayoría de los participantes estaban impactados con lo que habían vivido ese día y surgieron ideas para tratar de colaborar con la subsistencia de las comunidades. “Esta experiencia nos tiene que concientizar, para mí ha sido muy significativa y creo que tiene que generar una nueva cultura: que todos seamos conscientes de esos derechos que tienen los niños y el principal derecho a estudiar”, sostuvo Marín.

“La visita a las comunidades me permitió ver y sentir esas barreras invisibles que nosotros desde la ciudad no podemos percibir. Cuando uno tiene hambre, cuando uno está enfermo, cuando hay que recorrer muchísimos kilómetros para poder ir a la escuela… llegar a ella y aprender es un verdadero desafío para esos niños y esas niñas”, reflexionó la abogada María José Rivas. Tras la experiencia, ella consiguió un importante lote de medicamentos que fue enviado a El Estribo, donde no se contaba con productos médicos básicos cuando los expedicionarios la visitaron.

Nadia Cano, periodista y ciclista, posa con algunos niños y niñas de la comunidad El Estribo. © UNICEF Paraguay/2015/Villalba

Nadia Cano, periodista y ciclista, posa con algunos niños y niñas de la comunidad El Estribo. © UNICEF Paraguay/2015/Villalba

Asimismo, está previsto realizar una jornada de evaluación y sistematización de propuestas con los participantes para mejorar la situación de las comunidades indígenas de la zona. Todo esto será presentado posteriormente a las autoridades del Ministerio de Educación y Cultura del Gobierno paraguayo para contar también con su apoyo.

La expedición ‘Cero niños fuera de la escuela’ se confirmó así como una actividad no tradicional que buscó atraer la atención de diferentes tipos de personas hacia el Chaco y sus aldeas nativas, la mayoría de las cuales no siempre se encuentra en la agenda de las prioridades de las autoridades nacionales, ya sea por su lejanía geográfica como por su invisibilidad política y real.

UNICEF es una de las organizaciones que trabaja en el Chaco paraguayo, específicamente en el distrito de Tte. Manuel Irala Fernández, mediante acciones integradas que buscan desde hace dos años asegurar que niños y adolescentes se inscriban, permanezcan y aprendan en la escuela. En este sentido, apoya campañas de comunicación para sensibilizar a la comunidad educativa sobre esta problemática y fortalece al Consejo Distrital de Educación, que está integrado por representantes de la municipalidad y de la comunidad educativa. Asimismo, UNICEF apoya los sistemas escolares de agua y saneamiento y educación en higiene, la capacitación de docentes rurales e indígenas, la producción de materiales educativos en las diversas lenguas indígenas de la zona y a las organizaciones de mujeres indígenas para que incidan en las políticas educativas y en proyectos productivos.

* Diego Brom y Nadia Villalba son, respectivamente, asistente y consultora de Comunicación de UNICEF Paraguay

 

On 14 April, a girl washes her hands with water from a covered bucket with a tap before entering a classroom, at St. Joseph’s Secondary School in Freetown, the capital. Hand-washing is part of the strict safety protocols being implemented in all schools across the country, to minimize the risk of Ebola virus disease (EVD) transmission at school. The UNICEF logo is on the bucket.

In March/April 2015 in Sierra Leone, as schools across the country prepare to reopen after an eight month closure due to the Ebola virus disease (EVD) crisis, the Government, UNICEF and partners are working to ensure that children remain safe by reducing as much as possible the risk EVD transmission. Schools – which had remained closed across the country after the July-August break – are scheduled to reopen on 14 April, with some 1.8 million students expected to resume their studies. To support students’ return, UNICEF has facilitated the training of 9,000 teachers to implement safety protocols to minimize the risk of transmission at schools, including taking children’s temperatures when they arrive at school and making them wash their hands before entering the classroom. UNICEF is also supporting the distribution of hygiene materials and cleaning equipment to prepare school buildings and to reduce the chance of infections; and is providing 24,300 hand-washing stations (about three per school), as well as 1.8 million school kits and psychosocial support for students. UNICEF is also supporting social mobilization activities to raise awareness, and daily government emergency radio education programmes to allow children to continue learning at home during the Ebola crisis, and has distributed some 17,000 solar radios to children in rural communities.

5 formas en que UNICEF está ayudando a combatir el ébola – actualización

Hace unos meses compartimos un artículo de blog en el que explicábamos cómo UNICEF ayuda a combatir el ébola en los países afectados. Desde entonces se ha progresado mucho –en Liberia los casos se redujeron a cero recientemente– y, en consecuencia, queremos actualizarles sobre toda la labor realizada y la que se sigue llevando a cabo.

On 27 March, social mobilizers speak with residents, including children, of a slum in Freetown, the capital, during the three-day stay-at-home curfew. The T-shirts of the mobilizers, who are going door-to-door in the community, bear the UNICEF logo. From 27 to 29 March 2015 in Sierra Leone, a government-led stay-at-home curfew was held as part of the four-week Zero Ebola campaign to end infections in the country. The curfew was intended to re-energize Sierra Leoneans in the fight against Ebola virus disease (EVD). Health workers, surveillance officers and social mobilizers all played a role in the curfew, which provided an opportunity to teach communities about behaviours that contribute to the continued spread of EVD; to raise awareness of best practices that help prevent transmission of EVD (such as handwashing with water and soap); and to carry out door-to-door surveillance and contact tracing that allowed cases of EVD to be found, isolated and treated. UNICEF helped develop and supervise training for the social mobilizers and coordinate the mobilization efforts; procured soap distributed by the mobilizers during door-to-door outreach; and delivered water to some communities during the curfew.

El 27 de marzo, movilizadores sociales hablan con residentes, incluso niños, en Freetown, Sierra Leona © UNICEF/NYHQ2015-0540/Bindra

1. Trabajar con comunidades

Puesto que las comunidades forman parte esencial de la respuesta, hemos estado trabajando estrechamente con ellas para promover conductas que ayuden a frenar la transmisión, tales como entierros con las debidas precauciones y el hábito de lavarse las manos. Participamos en un diálogo con importantes miembros de las comunidades y llevamos a cabo campañas de divulgación masivas y hemos ido de puerta en puerta visitando a más de 2 millones de familias.

Apoyamos los centros de atención comunitarios, hemos ayudado a instalar equipos de intervención rápida y hemos adiestrado a trabajadores sanitarios en los protocolos específicos del ébola. También proporcionamos agua y saneamiento a unidades de tratamiento del ébola.

On 26 April in Sierra Leone, a young girl receives a measles vaccination from a health worker (partially visible), in Helemorie Village in Tonkolili District. The worker, who is wearing personal protective equipment (PPE), is from a mobile health team administering vitamin A, deworming tablets, routine vaccinations and nutrition screenings to young children in the village, as part of a nationwide campaign under way to reach up to 1.5 million children under age 5 with vital health interventions. Sierra Leone is among countries in West Africa affected by the worst outbreak of Ebola virus disease (EVD) in history, and the still-ongoing crisis has disrupted critical health care and other essential services. The campaign, which began on 24 April, is supported by the European Union, the Government of Canada, the Office of US Foreign Disaster Assistance (OFDA), and UNICEF.

El 26 de abril, en Sierra Leona, un trabajador sanitario le administra a una niña la vacuna del sarampión © UNICEF/NYHQ2015-1149/Bindra

2. Revitalización de los servicios de salud no relacionados con el ébola

Si bien la prioridad sigue siendo reducir a cero los casos de ébola, también ayudamos a revitalizar los servicios de salud no relacionados con el ébola. Hemos brindado tratamiento masivo para el paludismo y estamos participando en importantes campañas de inmunización contra el sarampión.

On 11 March 2015 in Guinea, a teacher uses a UNICEF-provided infrared thermometer to take the temperature of a girl as she enters her classroom, at the Mangalla school, in the town of Guéckédou, Guéckédou Prefecture. Because of the Ebola virus disease (EVD) outbreak, schools across the country remained closed after the conclusion of the July-August 2014 holidays and finally reopened on 19 January 2015.  UNICEF and partners have worked to help reduce, as much as possible, the risk of EVD transmission. Efforts have included training teachers to implement safety measures, such as daily temperature screenings, and supplying thermometers and handwashing kits for schools.

En Guinea, un maestro usa un termómetro infrarrojo proporcionado por UNICEF para tomarle la temperatura a una niña en el momento en que entra al aula. © UNICEF/NYHQ2015-0568/de Mun

3. Proteger las escuelas

Hemos ayudado a algunos gobiernos a poner en vigor medidas que reduzcan al mínimo el riesgo de transmisión en escuelas, entre ellas las mediciones de temperatura corporal y el lavarse las manos, y hemos ayudado a capacitar a los maestros en la aplicación de estos protocolos. Hemos suministrado jabón y cubos para la vasta mayoría de las escuelas en Guinea, Liberia y Sierra Leona.

On 14 April, a girl washes her hands with water from a covered bucket with a tap before entering a classroom, at St. Joseph’s Secondary School in Freetown, the capital. Hand-washing is part of the strict safety protocols being implemented in all schools across the country, to minimize the risk of Ebola virus disease (EVD) transmission at school. The UNICEF logo is on the bucket. In March/April 2015 in Sierra Leone, as schools across the country prepare to reopen after an eight month closure due to the Ebola virus disease (EVD) crisis, the Government, UNICEF and partners are working to ensure that children remain safe by reducing as much as possible the risk EVD transmission. Schools – which had remained closed across the country after the July-August break – are scheduled to reopen on 14 April, with some 1.8 million students expected to resume their studies. To support students’ return, UNICEF has facilitated the training of 9,000 teachers to implement safety protocols to minimize the risk of transmission at schools, including taking children’s temperatures when they arrive at school and making them wash their hands before entering the classroom. UNICEF is also supporting the distribution of hygiene materials and cleaning equipment to prepare school buildings and to reduce the chance of infections; and is providing 24,300 hand-washing stations (about three per school), as well as 1.8 million school kits and psychosocial support for students. UNICEF is also supporting social mobilization activities to raise awareness, and daily government emergency radio education programmes to allow children to continue learning at home during the Ebola crisis, and has distributed some 17,000 solar radios to children in rural communities.

Una niña se lava las manos antes de entrar a un aula, en la escuela secundaria de St. Joseph’s en Freetown. © UNICEF/NYHQ2015-0820/Irwin

 4. Mejora de las condiciones de higiene y saneamiento

Hemos trabajado por mejorar las condiciones de higiene y saneamiento, promoviendo el hábito de lavarse las manos y distribuyendo cientos de miles de barras de jabón así como cubos con llaves. La higiene adecuada es fundamental para detener la transmisión del virus del ébola.

On 28 January, workers carry large buckets and other items that are part of school infection prevention and control (IPC) kits, in a warehouse in Monrovia, the capital. The logos of UNICEF and USAID (the United States Agency for International Development) – which helped fund the kits – are visible on some of the buckets and other items. The kits also contain buckets with faucets, rubber gloves and rubber boots, thermal guns, chlorine and chlorine sprayers, soap, brooms and other items for schools to implement the strict safety protocols that have been developed for the resumption of classes in the context of the Ebola outbreak. UNICEF has procured and is packaging and dispatching more than 7,000 IPC kits to over 4,000 schools in the country. Liberia, with Guinea and Sierra Leone, continues to experience widespread and intense EVD transmission. In late January/early February 2015 in Liberia, as schools prepare to reopen, UNICEF and partners are helping reduce as much as possible the risk of Ebola virus disease (EVD) transmission. Support includes training teachers to implement safety measures, such as daily temperature screenings, and supplying thermometers and hand-washing kits for schools. Because of EVD, public schools in Guinea, Liberia and Sierra Leone remained closed after the July–August break, depriving 5 million children of months of education. Amid continued school closures in Liberia and Sierra Leone, UNICEF is working with governments and communities to prepare for their eventual reopening. Schools are scheduled to reopen in Liberia on 16 February.

En enero, en un almacén en Monrovia, unos trabajadores cargan grandes cubos y otros artículos que forman parte de los equipos de prevención y control de infecciones en las escuelas (IPC). © UNICEF/NYHQ2015-0193/Ratnam

5. Entrega de suministros

Hemos estado haciendo entrega de suministros que son importantes para el tratamiento y cuidado de personas enfermas de ébola, para la protección de los trabajadores sanitarios y para el continuo suministro de servicios básicos. A mediados de abril, habíamos hecho entrega de unas 8.000 toneladas métricas por aire y mar en Guinea, Liberia y Sierra Leona.

NYHQ2009-1095

¿Qué metas mejorarán las vidas de los niños y las niñas de todo el mundo?

2015 será un año digno de recordar: el próximo mes de septiembre, líderes mundiales aprobarán una nueva agenda mundial para el desarrollo que reemplazará a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Esta agenda determinará las medidas que tomarán todos los países y las inversiones que harán en los próximos 15 años.

Se aspira a que los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible tengan un alcance universal y un carácter transformador tanto para la gente como para el planeta.

A fin de lograrlo, los niños y las niñas deben ocupar el lugar central en la nueva agenda y tener voz en su definición y su aplicación. Al avanzar los Estados Miembros hacia la fase decisiva de la negociación de la versión final del nuevo marco para el desarrollo sostenible, UNICEF publicó un conjunto de “sinopsis sobre temas” de dos páginas que articulan las metas esenciales para los niños y las futuras generaciones.

TCon estas sinopsis se busca proveer de herramientas a los Gobiernos y a otros encargados de adoptar decisiones clave en las negociaciones venideras y más allá. Basándonos en el informe sobre sobre las cuencas hidrográficas del Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible hemos seleccionado las metas más relevantes para las vidas de los niños, las niñas y los jóvenes, utilizando, en la medida de lo posible, el lenguaje de este Grupo de Trabajo, pero también refinándolo, con el objeto de maximizar los resultados y procurar que las metas sean tanto ambiciosas como medibles. Todas las sinopsis también incluyen una breve narración, suministran pruebas de la mayor importancia y presentan argumentos sólidos y convincentes de la razón por la cual estas cuestiones constituyen un componente fundamental de la nueva agenda.

Estudiantes de la Escuela Primaria Ruthimitu, en Nairobi, Kenya

Estudiantes de la Escuela Primaria Ruthimitu, en Nairobi, Kenya © UNICEF/NYHQ2004-0361/Furrer

El mundo entero debe trabajar por la infancia en 2015. Los políticos… los Directores Generales… los progenitores… los académicos… los niños y los jóvenes –a todos nos interesa que se apruebe una agenda mundial para el desarrollo que sea exitosa. De hecho, se trata de un asunto existencial para nuestras comunidades, nuestro planeta y las futuras generaciones.

Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible deben llevar al siguiente nivel la labor que ya iniciaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Es preciso pasar de la reducción de la pobreza extrema a su erradcación,especialmente en el caso de los niños a quienes la miseria afecta de una manera desproporcionada–, para que ningún niño quede excluido de los beneficios del progreso. Además, no debemos limitarnos a tomar medidas centradas exclusivamente en los ingresos.

Aunque se ha progresado notablemente en cuanto a la reducción de la mortalidad infantil y materna, sobre todo en las últimas dos décadas, necesitamos esforzarnos más para poner fin a la tragedia que representan las muertes de niños por causas prevenibles y las muertes de madres durante el parto. En materia de educación, debemos garantizar el acceso de los niños que siguen excluidos; por ejemplo, las niñas; los niños y niñas con discapacidad; los niños afectados por situaciones de emergencia; y los niños indígenas. Así mismo, debemos redoblar nuestros esfuerzos para que todos los niños y las niñas no solo asistan a la escuela, sino para que aprendan. Es crucial garantizar el acceso de todos los niños a alimentos nutritivos y a agua potable, servicios de saneamiento e higiene –en sus hogares, en sus escuelas y en los centros de salud.

Adicionalmente, la nueva agenda deberá ocuparse de temas que no abordaron los ODM, como la protección de la infancia contra la violencia, la explotación y el abuso, y las desigualdades que todos los días privan a los niños de la posibilidad de alcanzar su pleno potencial –en particular a los que ya se encuentran en condición de marginación. No avanzar hacia la solución de estos problemas vulnera los derechos de los niños e impide que toda nuestra familia humana goce de los beneficios intelectuales, sociales, morales y económicos que conlleva el ejercicio de estos derechos.

Poner en marcha el plan adecuado es un primer paso esencial en el largo y complejo camino hacia el cumplimiento de estas aspiraciones. UNICEF sigue comprometido a velar por el éxito de la agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en favor de la niñez de hoy, la niñez de mañana y el planeta en que todos vivimos.

SÍRVASE LEER LAS SINOPSIS SOBRE TEMAS DE DOS PÁGINAS (EN INGLÉS):

  1. Derechos de los niños y las niñas
  2. Derechos de los niños con discapacidad
  3. Pobreza infantil
  4. Nutrición materna e infantil
  5. Lactancia materna
  6. Desarrollo del niño en la primera infancia (ECD)
  7. Supervivencia infantil y desarrollo saludable
  8. Lograr una generación libre de SIDA
  9. Protección de los niños contra la violencia, la explotación y el abuso/a>
  10. Educación equitativa e inclusiva de calidad y educación permanente para todos
  11. Agua, saneamiento e higiene (WASH)
  12. Igualdad de género y fomento de la autonomía de las niñas y las mujeres
  13. Reducción del riesgo de desastres
  14. Sostenibilidad ambiental

Nicholas Alipui es Director y Asesor Superior de la Agenda para el Desarrollo Después de 2015.

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

Viajando por Jalisco con UNICEF

Fui comisionado recientemente por UNICEF México para fotografiar todo el estado mexicano de Jalisco, para un informe que documenta las vidas de las niñas y los niños en la región. Visitamos distintos sitios rurales y urbanos, aunque el más memorable fue el viaje al norte del estado para visitar el pueblo Wixárika en la aldea montañosa de Santa Catarina.

También conocidos como Huicholes, los Wixárikas son un grupo indígena con una vida espiritual rica y una mitología cosmológica que incorpora el uso del peyote, largas peregrinaciones y rituales antiguos. Los niños son vibrantes, alegres, curiosos y llenos de vida … como niños que son. Para mí, se sentía como un lugar maravilloso para ser joven y crecer.

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

UNICEF field trip in Guadalajara, Jalisco, Mexico, October 18, 2014.

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

 

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

©UNICEFMéxico/AndyRichter/2014

Andy Richter es un fotógrafo free-lance que trabaja para UNICEF de manera recurrente

para ver más imágenes de UNICEF visita UNICEF Photography

Originalmente posteado en ANDY RICHTER_the blog

Sígue a UNICEF México en:

Facebook

Twitter

Youtube

Headmistress Madame Gpoili Pelagie brought her own chalk and equipment when she re-opened her school in western CAR.

El regreso a la escuela en la República Centroafricana

La escuela es el único lugar en el que Valerie, de 7 años, se siente segura.

Valerie me cuenta que cuando juega en el exterior, se acuerda del día en que su padre murió en plena calle a causa de una bala perdida. Y cuando, en casa, se va a dormir, le vienen recuerdos de aquellas noches que retumbaban con el ruido de los disparos.

Valerie has returned to school thanks to UNICEF and the Global Partnership for Education.

Valerie ha regresado a la escuela gracias a UNICEF y a la Alianza Mundial para la Educación. (c) UNICEFCAR/2014/Logan

La clase es el único lugar donde Valerie logra recordar cómo era la vida antes de que la violencia se apoderara de la República Centroafricana. Dice que en la escuela tiene la oportunidad de aprender algo nuevo.

La educación de la infancia ha sido una de las víctimas de este conflicto. La violencia y la inseguridad han interrumpido dos cursos escolares. Pero este mes, los niños y niñas comenzarán a retornar a sus clases gracias a una ambiciosa campaña de regreso a la escuela que beneficiará a 662.000 escolares.

Estamos trabajando con los docentes, con los progenitores y con el Gobierno no sólo para reconstruir las escuelas, sino para transformarlas en lugares en que los niños y niñas, además de aprender a leer y escribir, aprendan también a convivir en paz.

En el marco de la Alianza Mundial para la Educación estamos comenzando de nuevo: rehabilitando las escuelas, ayudando con clases de recuperación para los alumnos, impartiendo formación a los profesores y repartiendo material y equipos como libros de ejercicios, lápices y pupitres escolares.

Hasta la ayuda más básica es fundamental. Cuando la Sra. Gpoili, directora de una escuela primaria situada en el oeste de la República Centroafricana, reabrió las puertas de su centro, ni siquiera tenía tizas.

Cuando reabrió las puertas de su escuela, situada en el oeste de la República Centroafricana, la directora, la Sra. Gpoili Pelagie, trajo consigo sus propias tizas y materiales

Cuando reabrió las puertas de su escuela, situada en el oeste de la República Centroafricana, la directora, la Sra. Gpoili Pelagie, trajo consigo sus propias tizas y materiales (c)UNICEFCAR/2014/Logan

“Me traje mis propias tizas al trabajo, además de algunos cuadernos y bolígrafos para los niños”, me explicó.

Poco después de que la directora abriera de nuevo las puertas de sus aulas polvorientas, UNICEF procedió a repartir a los alumnos unos conjuntos de material escolar que contenían cuadernos, bolígrafos, lápices, gomas de borrar y sacapuntas.

La Sra. Gpoili eximió inicialmente del pago de las tasas escolares a los estudiantes cuyos progenitores carecían de los medios suficientes. Y como la escuela aún no cuenta con suficientes profesores, la directora imparte a su clase todas las materias.

La Sra. Gpoili opina que gracias a la reapertura de su escuela, la comunidad ha recuperado la fe en que la paz pueda regresar a la ciudad de Berberati y al país.

“Nuestro futuro son nuestros jóvenes, los necesitamos para que el país avance. Y yo voy a hacer todo lo que esté en mi mano para asegurar que asistan a la escuela”.

NYHQ2014-0954

Los frentes humanitarios de la República Centroafricana

Ha transcurrido un año desde que la violencia en la República Centroafricana alcanzara su peor momento, obligando a casi un millón de personas a abandonar sus hogares. Este año ha estado marcado por la violencia continua, por los desplazamientos masivos y por una grave carencia de financiación para las intervenciones humanitarias. Pero pese a los enormes desafíos, el personal emplazado en la República Centroafricana prosigue su misión de prestar asistencia para salvar vidas humanas.

NYHQ2014-0954

© UNICEF/2014/Bindra

Un año después de que la violencia en la República Centroafricana obligara a un millón de personas a abandonar sus hogares, aún hay 410.000 personas desplazadas por todo el país. Madeleine Namsona vive, junto con otras 22.000 personas, en el centro de refugiados situado en el recinto del aeropuerto de Bangui. “Quiero que la gente vea cómo vivo”, dijo.

UNI176480

© UNICEF/2014/Logan

Entre enero y abril de 2014, cerca de 1.500 musulmanes e integrantes de la minoría Peuhl quedaron atrapados en un enclave del barrio de PK12, en Bangui. Con ayuda de las Naciones Unidas se evacuó a la mayoría de las familias al norte de la República Centroafricana en abril, pero aún hay miles de personas que continúan sitiadas en enclaves de Bangui, Boda, Carnot, Yaloke y otras ciudades.

UNI176479

© UNICEF/2014/Bindra

Una joven sentada entre las ruinas de una mezquita, en el barrio de Miskine, en Bangui. Esta mezquita, situada en un barrio en el que antaño convivían cristianos y musulmanes, es una de las muchas que se han destruido.

UNI176478

© UNICEF/2014/LeMoyne

En la República Centroafricana no hay más que un hospital pediátrico, en el que se atiende a los niños y niñas que resultan heridos en los enfrentamientos. A Alexis, de tres años, le hirió el rostro la misma bala que mató a su padre. Después de ser intervenido por médicos de la ONG italiana Emergency, Alexis ha comenzado a comer de nuevo. “Quiero que vaya a la escuela y que crezca y se convierta en alguien importante”, afirmó su madre.

UNI176477

© UNICEF/2014/Grarup

En los 12 meses transcurridos desde que los intensos combates se extendieran a la ciudad de Bangui han perdido la vida una gran cantidad de niños y niñas, cientos de ellos han resultado heridos y miles han quedado desplazados. Más de 5.000 personas han muerto a resultas de los combates en la República Centroafricana, según cálculos de Associated Press.

NYHQ2014-0882

© UNICEF/2014/Bindra

Hay en torno a 30.000 niños y niñas en la República Centroafricana que padecen desnutrición grave. Florence Adeline tuvo que caminar durante días a través de la espesura para que su pequeña Tantine, de dos años, recibiera tratamiento nutricional en la ciudad sureña de Boda. Su familia huyó a la espesura después de que un grupo de hombres armados destruyera su hogar. Allí permanecieron durante meses, bebiendo agua estancada y alimentándose de plantas salvajes.

UNI176476

© UNICEF/2014/Grarup

A mediados de septiembre dio comienzo una misión de las Naciones Unidas para el mantenimiento de en la República Centroafricana. Las fuerzas francesas y europeas de mantenimiento de la paz también actúan en el país.

UNI163839

© UNICEF/2014/Pirozzi

Según estimaciones de UNICEF, en la República Centroafricana existen en la actualidad hasta 10.000 menores de edad que participan en grupos armados. A día de hoy, UNICEF ha logrado desvincular a más de 2.100 de ellos, encargándose de brindarles apoyo psicosocial, de rastrear a sus familias y de proporcionarles formación profesional.

UNI176475

© UNICEF/2014/Bindra

El conflicto que afecta a la República Centroafricana se ha caracterizado por el saqueo y el pillaje de los servicios sociales básicos, en especial las instalaciones gubernamentales, las escuelas, los centros de salud y las plantas de tratamiento de agua.

UNI176482

© UNICEF/2014/Bindra

Se calcula, de promedio, que la mitad de las escuelas de la República Centroafricana han cerrado sus puertas este año. El mes pasado fue necesario aplazar una importante campaña de regreso a la escuela por causa de la violencia en Bangui y de la reavivación de los enfrentamientos en el norte y el oeste del país.

NYHQ2014-0328

© UNICEF/2014/Grarup

En las zonas en las que aún no es seguro reabrir las escuelas, UNICEF gestiona espacios provisionales de aprendizaje donde los niños y niñas estudian francés y matemáticas y reciben apoyo psicosocial. “Quiero asegurarme de que los estudiantes no se vuelvan violentos y vengativos, sino que aprendan a ser amables y honestos”, explicaba Antoinette, una profesora voluntaria.

UNI176481

© UNICEF/2014/LeMoyne

El agua es uno de los pocos servicios básicos que la violencia recurrente en la capital de la República Centroafricana no ha destrozado. Gracias a una alianza con EU-ECHO, UNICEF pudo proveer suministros fundamentales para la depuración del agua y realizar importantes reparaciones que permitieron preservar la red de abastecimiento de agua de Bangui e hicieron posible transportar agua mediante camiones a los centros de desplazados.

Este ensayo fotográfico se publicó por primera vez en el Daily Maverick.

NYHQ2014-0740

La tecnología está transformando las vidas de los niños con discapacidades

Unos niños en Serbia utilizan la tecnología de asistencia para hacer sus tareas. (c) UNICEF/2011/Kate Holt

Unos niños en Serbia utilizan la tecnología de asistencia para hacer sus tareas. (c) UNICEF/2011/Kate Holt

El 3 de diciembre es el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, un día en que los talentos, contribuciones y capacidades de las personas con discapacidad se celebran a nivel mundial. El objetivo es promover una mayor comprensión de los derechos de las personas con discapacidad y movilizar el apoyo a la construcción de una sociedad más inclusiva.

El tema de este año es el Desarrollo Sostenible: La promesa de la tecnología. Gracias a un acceso cada vez mayor a la tecnología, las personas están más conectadas entre sí y pueden utilizar los servicios e información que antes podrían haber estado fuera de su alcance.

Con más de mil millones de personas que viven con una discapacidad en todo el mundo, la tecnología puede tanto facilitar o hacer más difícil su participación en la sociedad. Por ejemplo, la tecnología que no es accesible puede evitar que las personas con discapacidad tengan acceso a la información y participen en foros y conversaciones, haciéndolas aún más marginadas. Pero la tecnología que se aprovecha para promover la inclusión y la accesibilidad puede ayudar a hacer realidad la participación plena e igualitaria de niños, niñas y adultos con discapacidades. La tecnología puede ser una herramienta para el cumplimiento de los derechos y cambiar vidas.

Innovadores que inspiran
Éstos son sólo algunos de los innovadores que están utilizando la tecnología para ayudar a los niños y niñas con discapacidad a hacer una realidad sus derechos.

Kartik Sawhney
La tecnología no sólo ha sido diseñada y creada para personas con discapacidad, ha sido diseñada y creada por personas con discapacidad. Kartik Sawhney nació en Nueva Delhi y era ciego de nacimiento. Como estudiante en las escuelas tradicionales, Sawhney se dio cuenta del tremendo esfuerzo de su madre para asegurarse de que sus materiales escolares fueran transcritos al braille. Como resultado, busco en el ordenador una ayuda para sus estudios.

NYHQ2014-0740

Kartik Sawhney se dirige al público en la Activate Talk de UNICEF sobre “Jóvenes con discapacidad e innovación: ¡Convertir el mundo en un sitio incluyente para TODOS!” © UNICEF/NYHQ2014-0740/Markisz

Los gráficos son una barrera para las personas con problemas visuales que quieran estudiar ciencias y matemáticas, porque los lectores de pantalla del ordenador sólo leen el texto. Para Sawhney, la barrera fue una oportunidad para la innovación. Para mejorar su capacidad de estudiar ciencias, Sawhney creó un programa informático que utiliza diferentes notas musicales para “describir” los gráficos. A través de su propio ingenio, Sawhney se convirtió en el primer estudiante ciego en la India en realizar estudios de ciencias en los grados de la escuela secundaria superior. Ganó numerosos premios académicos, incluyendo una beca completa para estudiar ciencias de la computación en la Universidad de Stanford en los Estados Unidos de América.

Sawhney es una inspiración para todos en su uso innovador de la tecnología y su defensa de los derechos de los niños, niñas y jóvenes con discapacidad. Sawhney y otros jóvenes innovadores con discapacidad participaron en el Activate Talk de UNICEF sobre “Jóvenes con discapacidad e innovación: ¡Convertir el mundo en un sitio incluyente para todos!”

Conoce más sobre Sawhney y su tecnología de asistencia, escuchando este podcast (en ingles).

 

Tendekayi Katsiga
Para los muchos millones de personas en África que tienen impedimentos auditivos, el acceso a las baterías para alimentar un aparato auditivo es una barrera continua. En Zimbabwe, cuestan alrededor de US$ 4 dólares al mes y para muchos el precio no es asequible. Tendekayi Katsiga y la empresa para la que trabaja, Deaftronics, utilizan la tecnología para cambiar las vidas de las personas con discapacidad auditiva en África mediante la creación de primer cargador para audífonos de energía solar del mundo.

“La tecnología que hemos desarrollado es sencilla, pero su aplicación está cambiando vidas”, dijo Katsiga en un video para la campaña de UNICEF El Estado Mundial de la Infancia 2015: Reimaginar el futuro..

Este dispositivo de bajo costo está llegando a muchos niños y niñas con discapacidad, y se han distribuido cerca de 10.000 unidades en toda África.

El sueño de Katsiga, dice en el video, es que los jóvenes construyan su propio destino.

“Una batería plana no debe ser el final de un sueño”, dijo Katsiga.

Para aprender más sobre Tendekayi y el cargador de baterías con energía solar, mira el video a continuación:

Tecnología en el aula
Todos los niños y niñas tienen derecho a la educación, pero no todos pueden tener acceso a los materiales de aprendizaje requeridos. Kartik y otras personas con discapacidad, utilizan el término “hambre de libros” porque muchos libros, incluyendo libros de texto, no están disponibles en formatos accesibles.

La investigación internacional indica que junto con el apoyo de la familia y la formación del profesorado, la disponibilidad de los libros de texto es uno de los determinantes más importantes de la calidad de la educación. El impacto de los libros de texto es mayor en los países de bajos ingresos, donde pueden ayudar a balancear la falta de profesores con formación adecuada y las instalaciones escolares básicas.

UNICEF está desarrollando un nuevo mecanismo innovador para superar las barreras que enfrentan los niños y niñas con discapacidades para acceder a materiales de aprendizaje. La iniciativa se basa en el diseño universal* de libros de texto utilizando formatos digitales: el lenguaje de señas para escuchar a los alumnos con discapacidad, el lenguaje simplificado para los alumnos con discapacidad intelectual, y el audio para los estudiantes con impedimentos visuales. A través de los procesos de compras regulares, se pide a los editores proporcionar múltiples tipos de formatos accesibles para cada título de libro de texto incluido en el currículo escolar. El objetivo es transformar la forma en que los libros de texto son publicados y utilizados por todos los niños, niñas y maestros.

La iniciativa de los libros de texto es una de las formas en que UNICEF está aprovechando la tecnología para apoyar el derecho a la educación de los niños y niñas con discapacidades.

Rosangela Berman Bieler es cuadrapléjica y es Jefa de la Sección sobre Discapacidad de la División de Programas de UNICEF en Nueva York.

* El diseño universal se refiere al diseño de productos y espacios para que puedan ser utilizados por la más amplia gama de personas, incluyendo a aquellas con discapacidad. El diseño universal tiene en cuenta toda la gama de la diversidad humana, incluyendo las capacidades físicas, perceptivas y cognitivas, así como diferentes tamaños y formas del cuerpo. Mediante el diseño para la diversidad, podemos crear cosas que son más funcionales y fácil de usar para todos.

Unos niños en un salón de clases

25 años de la Convención sobre los Derechos del Niño: Avances y desafíos

Desde la ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño, hace 25 años, ha habido considerables mejoras a nivel mundial. Su importancia se reconoció desde el principio y se convirtió en el tratado sobre derechos humanos más rápida y ampliamente ratificado en la historia: ha sido adoptado por 194 estados, mostrando un incomparable nivel de acuerdo entre las naciones del mundo en el hecho de los niños deben ser respetados y bien tratados, y sus derechos son prioritarios e inalienables.

La Argentina en particular puede enorgullecerse por los muchos avances conseguidos en materia de derechos de la niñez y la adolescencia en este tiempo. En materia de salud, por ejemplo, se logró reducir la mortalidad infantil a más de la mitad, y la mortalidad materna en un 37%. Políticas como la ampliación y gratuidad del calendario de vacunación y la Asignación Universal por Embarazo, con sus requisitos de controles obligatorios, contribuyeron a estos logros.

Unos niños en un salón de clases

(c) UNICEF/Sanguinetti-2013-2287​

En el área de educación, Argentina lidera en la región al establecer la obligatoriedad de 13 años de escolaridad. Desde la aprobación de la Convención hubo un incremento significativo de los recursos públicos destinados a educación junto con un incremento del 24% de la matrícula en la educación inicial, la casi universalización de la escuela primaria y un aumento del 61% en la escolarización en la escuela secundaria.

La protección de la infancia se ha impulsado con la sanción de leyes que brindan nuevas oportunidades a los niños del país, y enmarcan las diversas situaciones que atraviesan. La Ley Nacional de Protección Integral, inspirada en la Convención, brinda un marco global para otros ajustes normativos específicos y desarrollos de políticas públicas, como las reformas implementadas en el recientemente aprobado Código civil y comercial unificado. Del mismo modo, la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual protege y garantiza los derechos comunicacionales de los chicos, chicas y adolescentes del país.

La Asignación Universal por Hijo es otro hito importante en estos 25 años, que contribuyó para reducir la desigualdad y la cantidad de niños, niñas y adolescentes con necesidades básicas insatisfechas. De hecho, en estos 25 años ese índice se redujo un 61%, y el gasto público social nacional dirigido a la niñez prácticamente se duplicó.

Un bebé recién nacido

(c)UNICEF Argentina / 2013

Sin embargo, aunque debemos reconocer y celebrar estos logros, son muchos también los pendientes que tenemos por delante. En este sentido, Argentina enfrenta todavía importantes desafíos entre los que es necesario destacar la necesidad de reducir la tasa de mortalidad materna, y la tasa de prematurez, que es la principal causa de muerte infantil en Argentina.

Es necesario también reducir la desigualdad entre las provincias, que se manifiesta en indicadores como la tasa de abandono en la escuela secundaria y las tasas de mortalidad materna e infantil.

Unos niños miran a una cámara

(c) UNICEF Argentina /2013

Consolidar los avances y garantizar que la protección social llegue a todos los chicos y chicas del país, constituye uno de los principales retos para los próximos años. Asimismo es prioritario garantizar la asistencia y permanencia en la escuela secundaria, recibiendo una educación de calidad, particularmente para los grupos en situación de mayor vulnerabilidad. Finalmente, proteger a los niños, las niñas y los adolescentes contra las situaciones de violencia y discriminación a las que están expuestos en el hogar, en la escuela y en la comunidad es un deber de todos como sociedad.

Los avances conseguidos en estos 25 años de la Convención muestran que no estábamos equivocados cuando decidimos hacer explícitos los derechos de los niños y niñas, y los convertimos en la matriz rectora del trabajo por la infancia. Continuemos este esfuerzo conjunto y celebremos el próximo aniversario con más metas alcanzadas.

Este artículo también fue publicado en El Perfil de Argentina.

Florence Bauer es la Representante de UNICEF Argentina

NYHQ2012-1997

Las innovaciones en la educación: soluciones locales para problemas mundiales

Cuando la gente habla de innovación, creen que se trata de pulsar un botón, deslizar una pantalla o descargar una aplicación. Después, se cruzan de brazos y esperan a que cambie el mundo para mejor. En UNICEF, cuando hablamos de innovación, nos referimos a remedios simples y locales con el potencial de hacer frente a los complejos problemas mundiales.

En lugar de quedarse con los brazos cruzados, esperando a que llegue un momento resplandeciente, UNICEF siempre busca, nutre e inspira iniciativas innovadoras en las comunidades de todo el mundo. Este año, UNICEF celebrará su enfoque en la innovación en su informe principal, el Estado Mundial de la Infancia, que se publicará el 20 de noviembre.

(c) UNICEF/Shehzad Noorani;

Para UNICEF, la innovación en la educación puede estar basada en la tecnología. Pero también puede estar basada en procesos, servicios, programas y asociaciones. (c) UNICEF/Shehzad Noorani

Una de las maneras en que UNICEF promueve la innovación es a través de la Unidad de Innovación, formada por un equipo interdisciplinario que identifica ideas prometedoras, crea prototipos, y amplía la escala de las tecnologías para mejorar la vida de los niños.

La Unidad de Innovación de UNICEF tiene equipos en Nueva York, Nairobi, Copenhague y San Francisco, y una red de 14 Laboratorios de Innovación en todo el mundo. UNICEF busca innovaciones para la educación que se centren en mejorar los resultados del aprendizaje de los niños marginados. Como parte de este esfuerzo, UNICEF acaba de lanzar la iniciativa Innovaciones en Educación para escanear, probar y compartir conocimientos sobre intervenciones de educación prometedoras que, a nivel mundial, estén siendo diseñadas o ya estén en marcha.

Algunas buenas ideas
Hace poco, UNICEF colaboró con el Centro de Innovaciones Educativas en el Instituto de Resultados para el Desarrollo para convocar un grupo de 12 expertos y examinar 14 innovadoras iniciativas educativas. Cada una de las 14 innovaciones presentó una solución local a un problema que se produce a nivel mundial. Al final del evento, los expertos decidieron qué proyectos recibirían apoyo para poder seguir desarrollando y evaluando sus ideas.

Los proyectos elegidos abordan temas como reducir el analfabetismo, dirigirse a los niños de las comunidades pobres y supervisar los sistemas de educación.

Aquí se resumen los detalles de los proyectos:

Brazil_MockupMoldova_Mockup_greenEthiopia_Mockup
Ghana_Mockup RTM_Mockup

¿Qué es la innovación?
Un simple clic sobre las descripciones de los proyectos muestra que los expertos no sólo estaban interesados en las innovaciones que involucraban la tecnología digital. De hecho, gran parte de la conversación de ese día se centró en el desafío de identificar la innovación cuando se habla de la educación y los niños. Hubo muchas opiniones.

Sin embargo, muchos de los que contribuyeron al debate coincidieron en que la innovación en la educación no se trata de encontrar el próximo gran avance. Se trata de desarrollar aquellos esfuerzos que antes habían funcionado, replicando y ampliando su impacto. Se trata de convertir soluciones aprobadas en intervenciones que podrán alterar el orden establecido.

A lo largo de la discusión, todos fueron conscientes de que el punto central son los niños y que las innovaciones en la educación tienen que impulsar cambios en las experiencias diarias de aprendizaje de los niños.

Para UNICEF, la innovación en la educación puede estar basada en la tecnología, pero también puede estar basada en procesos, servicios, programas y asociaciones.

Para conseguir una buena innovación en la educación, UNICEF busca los siguientes criterios:

  • Eficacia: ¿mejora la innovación las oportunidades educativas para los niños que quedan rezagados con más frecuencia?
  • Tracción: ¿resuelve un problema; es fácil de utilizar; resulta atractiva para los usuarios y donantes?
  • Escala: ¿se puede calibrar para que se adapte a múltiples contextos sin dejar de ser rentable?

Pero en el debate también se habló de los principios que forman la base del trabajo de la Unidad de Innovación. Los principios hacen hincapié en la importancia de diseñar junto a los usuarios, y no sólo para ellos, trabajando, por lo tanto, en colaboración abierta y aprendiendo conjuntamente de los fallos.

Los próximos pasos

La reunión en Nueva York fue sólo el comienzo. Fue una oportunidad para que los expertos pudiesen poner en práctica ciertos valores y métodos y decidir sobre una primera ronda de innovaciones que ofrecen posibilidades prometedoras para los niños.

Como indica el siguiente mapa, UNICEF está siguiendo una serie de innovaciones educativas que se encuentran en diferentes etapas. Los puntos proporcionan más información sobre los proyectos que hay en marcha en todo el mundo.

This embed is invalid

Los proyectos elegidos por nuestro grupo de expertos recibirán apoyo para que los innovadores puedan mejorar y medir los resultados de sus esfuerzos. El criterio para el éxito será si la innovación aumenta las posibilidades de conseguir una mejor educación para los niños. Los resultados serán compartidos para que la comunidad mundial pueda sacar provecho de los éxitos y fracasos. Esperamos que, con resultados medidos y comprobados, estaremos en mejores condiciones para poner en práctica las innovaciones en la educación para todos los niños y en todas partes.

Jo Bourne es el Jefe Mundial de Educación de UNICEF. Christopher Fabian es el Asesor Principal sobre Innovación en UNICEF y codirector de la Unidad de Innovación.

Para saber más sobre las Innovaciones en Educación de UNICEF, visite nuestra página web.

A girl stands in a classroom of her primary school in Bauchi state, Nigeria.

Una ardua tarea por delante: Educar a los niños más vulnerables del mundo

Desde el año 2000, hemos celebrado un aumento en el número de niños matriculados en la escuela en todo el mundo.

No obstante, ahora comienza realmente la tarea más ardua.

Nuevos datos dados a conocer hoy indican que el progreso se ha estancado. Debido a esta tendencia, me temo que no podremos alcanzar el objetivo de desarrollo del milenio sobre la educación primaria universal antes de 2015.

A girl stands in a classroom of her primary school in Bauchi state, Nigeria.

Nailatu (de 12 años) asiste a la escuela primaria en la ciudad de Toro, en el estado de Bauchi, Nigeria. Nigeria sigue enfrentando desafíos para garantizar una educación de calidad para los niños, especialmente las niñas. © UNICEF/NYHQ2014-0710/Eseibo

¿Por qué la desaceleración?
Sabemos a qué obedece este cambio en la predicción: los niños más vulnerables del mundo no han recibido un acceso equitativo a la educación. Incluso a pesar de que asisten a la escuela, millones de personas no adquieren las capacidades básicas de alfabetización, matemáticas y preparación para la vida que necesitan para llevar una vida digna y obtener puestos de trabajo.

Son los niños de las familias más pobres. Son los niños cuyos hogares y escuelas han quedado destruidos por la guerra, la violencia o los desastres naturales. Son los niños que tienen problemas para acceder a la educación debido a su discapacidad. Son los niños que viven en aldeas remotas sin transporte hasta la escuela más próxima. Se trata de los niños que tienen que trabajar para ayudar a sus familias a sobrevivir.

La mayoría de ellos son niñas.

Las cifras
Los datos recientemente publicados por el Instituto para Estadísticas de la UNESCO y el informe mundial de seguimiento más reciente de la Educación para Todos ponen de manifiesto que:

  • Cerca de 58 millones de niños en edad escolar primaria no reciben educación;
  • El 53% son niñas;
  • Más del 40% de las niñas en edad escolar secundaria en África occidental y central no acuden a la escuela;
  • Alrededor de 250 millones de niños en el mundo no pueden leer, escribir o realizar una simple operación aritmética; 130 millones habían asistido por lo menos cuatro años a la escuela;
  • Más del 60% de los jóvenes analfabetos en el mundo son mujeres.

Compromiso
La ardua tarea necesaria para progresar exige la cooperación. La Alianza Mundial para la Educación reúne el 25 y 26 de junio a los dirigentes educativos de todo el mundo para la segunda campaña de reposición de fondos.

El Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, y yo asistiremos a la reunión. El Director Ejecutivo de UNICEF renovará nuestro compromiso mediante un anuncio de promesas de políticas que incluyen:

  • Dar carácter prioritario y promover la educación en las situaciones de emergencia;
  • Identificar y ampliar las innovaciones para mejorar la equidad en la educación y los resultados en el aprendizaje de los niños desfavorecidos;
  • Centrar los esfuerzos en la ampliación de la educación para las niñas, con una preocupación especial por las niñas marginadas;
  • Aumentar el acceso a las oportunidades de aprendizaje temprano de calidad para todos los niños;
  • Dirigir la revolución de los datos sobre la equidad en la educación.

Sobre el terreno
La Alianza Mundial para la Educación y UNICEF trabajan en estrecha colaboración para transformar las estrategias en medidas concretas. UNICEF proporciona la planificación, el análisis, el seguimiento y la evaluación de las políticas, así como el apoyo a las actividades de promoción de la Alianza. En 40 países, UNICEF coordina, gestiona y supervisa los programas de la Alianza.

En el Afganistán, por ejemplo, UNICEF ha colaborado con la Alianza facilitando opciones alternativas a la enseñanza, como por ejemplo los centros de aprendizaje acelerado que actúan en las escuelas y la comunidad. Los programas han llegado a más de 95.000 niños, la mayoría de ellos niñas.

En Sierra Leona, un país frágil en un período posterior al conflicto, UNICEF y la Alianza han establecido programas de becas para las niñas que asisten a la escuela secundaria del ciclo inferior, para que tengan una mejor oportunidad de completar su educación.

La iniciativa para los niños no escolarizados es otro modo en que UNICEF y la Alianza han extendido una mano a los niños a quienes resulta más difícil llegar. La iniciativa –una asociación entre UNICEF y el Instituto de Estadísticas de la UNESCO, con fondos aportados por la Alianza– reúne y analiza datos que determinan el número de niños que no asisten a la escuela. Mediante este análisis, establece dónde se encuentran estos niños y los obstáculos que impiden su asistencia a la escuela. En cooperación con las autoridades locales y nacionales, la iniciativa recomienda estrategias específicas para cambiar la situación. Entre los ejemplos de las estrategias es preciso destacar las transferencias en efectivo para las familias pobres, los incentivos para que las niñas asistan a la escuela, y la construcción de aulas accesibles para los niños con discapacidad.

El trabajo que queda por delante
Sabemos que cuando aportamos oportunidades educativas a las zonas más inaccesibles, ganamos una serie de batallas: el aprendizaje mejora, la participación de la comunidad se refuerza y los niños, especialmente las niñas, pueden ejercer su derecho a la educación.

También tengo la convicción de que debemos erradicar las actitudes y los comportamientos sociales perjudiciales que socavan las escuelas como lugares de aprendizaje propicio. Nuevas pruebas confirman que la violencia en el camino hacia la escuela y en la escuela es un obstáculo grave para la enseñanza de las niñas. El matrimonio en la infancia también priva a las niñas de su derecho a la educación. No podemos tolerarlo.

Invertir en la educación de las niñas refuerza su dignidad. Pero también supone dividendos para el desarrollo. La investigación ha demostrado que las mujeres que han recibido una educación tienen más probabilidades de retrasar el matrimonio y el parto, de inmunizar a sus hijos, de mejorar sus posibilidades de obtener ingresos, y de contribuir a la prosperidad de sus comunidades.

Como comunidad mundial, estamos avanzando. Sin embargo, la ardua labor de llegar a los niños más vulnerables del mundo está todavía por delante. Sabemos que es posible hacerlo. Por ello, pongámonos a trabajar.

Geeta Rao Gupta es Directora Ejecutiva Adjunta (Programas) de UNICEF.