Tag Archives: derechos de los niños

IMG_4634

Pedaleando por la educación indígena en Paraguay

En medio de senderos plagados de mosquitos, caminos llenos de barro y una naturaleza exuberante, un grupo de ciclistas conformado por distintos profesionales y personalidades de Paraguay recorrió comunidades indígenas del Chaco para conocer la realidad de los niños y niñas nativos como parte de una expedición organizada por UNICEF Paraguay.

Los participantes posan al inicio de la expedición ciclística, en la entrada de la comunidad indígena Armonía, a 400 km al norte de Asunción. © UNICEF Paraguay/2015/Brom

Los participantes posan al inicio de la expedición ciclística, en la entrada de la comunidad indígena Armonía, a 400 km al norte de Asunción. © UNICEF Paraguay/2015/Brom

Bajo la consigna ‘Cero niños fuera de la escuela’, una marcha ciclista quiso concienciar ‘in situ’ sobre la realidad de los niños y niñas que viven en el Chaco paraguayo y las dificultades que enfrentan en su día a día para llegar a la escuela, lo que en muchos casos acaba influyendo para que abandonen los estudios.

Según datos oficiales del Gobierno de Paraguay, el 7,8% de personas de entre 6 y 17 años de edad no asiste a una institución educativa de enseñanza formal en el país, es decir, unos 125.000 niños, niñas y adolescentes permanecen fuera de la escuela.

Para visibilizar esta realidad y sus causas, la expedición partió a unos 400 km al norte de Asunción, donde viven algunas de las comunidades indígenas de Paraguay. Hasta allí se trasladó el grupo de participantes conformado por periodistas, chefs, deportistas, empresarios, filósofos, médicos y entusiastas del ciclismo de aventura, entre otros perfiles.

El recorrido transitó por varias aldeas nativas del área. El encuentro central tuvo lugar en El Estribo, donde los participantes compartieron unos momentos con los líderes de la zona y conocieron sus principales preocupaciones y desafíos.

Uno de estos líderes, Gabriel Quintana, comentó que este año las familias decidieron destinar una parte del subsidio que reciben del Estado para comprar alimentos para los niños y niñas, por lo que prácticamente no se registraron deserciones escolares. “No se puede decir que los indígenas no quieren estudiar. Sí quieren. ¿Pero por qué no pueden? Por la falta de recursos”, explicó.

En el trayecto, los ciclistas pedalearon 65 kilómetros y pasaron por varias comunidades, donde fueron saludados por sus miembros, quienes los esperaban animadamente al costado del camino. “Todo el que pasaba, me saludaba. Me decía ‘¿a dónde vas?’. Y si me veían cansada, me decían ‘te falta poco’”, relató Yehimy Alison González, una conocida periodista de radio y televisión de Asunción.

Vicisitudes

Pero no todo fue alegría y camaradería en el recorrido. Varias partes de los caminos de tierra se encontraban anegadas, por lo que los ciclistas tuvieron que cruzar con esfuerzo el agua y el barro.

Todas estas dificultades les permitieron entender las vicisitudes que deben pasar diariamente niños, niñas y adultos para vivir en las duras condiciones que impone el Chaco paraguayo, donde acudir a la escuela es una difícil aventura para cualquier estudiante.

Dado que el Chaco es una zona con vegetación muy agreste, algunos de los participantes sufrieron el pinchazo de las ruedas de sus bicicletas, lo que les obligó a cambiarlas en medio de nubes de mosquitos que prácticamente eran inmunes a los repelentes de insectos.

Los caminos que atraviesan las aldeas indígenas del Chaco son de tierra y están rodeados de una vegetación agreste. © UNICEF Paraguay/2015/Villalba

Los caminos que atraviesan las aldeas indígenas del Chaco son de tierra y están rodeados de una vegetación agreste. © UNICEF Paraguay/2015/Villalba

“Yo pinché la rueda en uno de esos caminos que le llaman ‘picadas’ y quedé paralizado por unos cuatro o cinco minutos cambiando la rueda. Era impresionante la cantidad de mosquitos que tenía en todo mi cuerpo”, comentó Fernando Marín, un filósofo mexicano que trabaja en una ONG que también desarrolla proyectos sociales en las comunidades indígenas de la zona.

Pero más allá de las cuestiones de distancias y caminos intransitables, los participantes se dieron cuenta de un factor muy importante para aumentar la presencia de los niños en las aulas: la necesidad de una correcta alimentación. Como afirmaron los líderes indígenas con los que conversaron, el hambre es uno de los principales impedimentos que aleja a los estudiantes de las escuelas. La periodista Natalia Daporta -una de las participantes con gran experiencia en el área de educación- recorrió precisamente las comunidades recabando datos sobre la situación en este campo. “No recibieron hasta el momento merienda ni almuerzo escolar. Sabemos muy bien que la alimentación es muy importante para el rendimiento de los alumnos, y también para mantener a los chicos en la escuela”, indicó.

La experiencia

Al final de la jornada, la mayoría de los participantes estaban impactados con lo que habían vivido ese día y surgieron ideas para tratar de colaborar con la subsistencia de las comunidades. “Esta experiencia nos tiene que concientizar, para mí ha sido muy significativa y creo que tiene que generar una nueva cultura: que todos seamos conscientes de esos derechos que tienen los niños y el principal derecho a estudiar”, sostuvo Marín.

“La visita a las comunidades me permitió ver y sentir esas barreras invisibles que nosotros desde la ciudad no podemos percibir. Cuando uno tiene hambre, cuando uno está enfermo, cuando hay que recorrer muchísimos kilómetros para poder ir a la escuela… llegar a ella y aprender es un verdadero desafío para esos niños y esas niñas”, reflexionó la abogada María José Rivas. Tras la experiencia, ella consiguió un importante lote de medicamentos que fue enviado a El Estribo, donde no se contaba con productos médicos básicos cuando los expedicionarios la visitaron.

Nadia Cano, periodista y ciclista, posa con algunos niños y niñas de la comunidad El Estribo. © UNICEF Paraguay/2015/Villalba

Nadia Cano, periodista y ciclista, posa con algunos niños y niñas de la comunidad El Estribo. © UNICEF Paraguay/2015/Villalba

Asimismo, está previsto realizar una jornada de evaluación y sistematización de propuestas con los participantes para mejorar la situación de las comunidades indígenas de la zona. Todo esto será presentado posteriormente a las autoridades del Ministerio de Educación y Cultura del Gobierno paraguayo para contar también con su apoyo.

La expedición ‘Cero niños fuera de la escuela’ se confirmó así como una actividad no tradicional que buscó atraer la atención de diferentes tipos de personas hacia el Chaco y sus aldeas nativas, la mayoría de las cuales no siempre se encuentra en la agenda de las prioridades de las autoridades nacionales, ya sea por su lejanía geográfica como por su invisibilidad política y real.

UNICEF es una de las organizaciones que trabaja en el Chaco paraguayo, específicamente en el distrito de Tte. Manuel Irala Fernández, mediante acciones integradas que buscan desde hace dos años asegurar que niños y adolescentes se inscriban, permanezcan y aprendan en la escuela. En este sentido, apoya campañas de comunicación para sensibilizar a la comunidad educativa sobre esta problemática y fortalece al Consejo Distrital de Educación, que está integrado por representantes de la municipalidad y de la comunidad educativa. Asimismo, UNICEF apoya los sistemas escolares de agua y saneamiento y educación en higiene, la capacitación de docentes rurales e indígenas, la producción de materiales educativos en las diversas lenguas indígenas de la zona y a las organizaciones de mujeres indígenas para que incidan en las políticas educativas y en proyectos productivos.

* Diego Brom y Nadia Villalba son, respectivamente, asistente y consultora de Comunicación de UNICEF Paraguay