Tag Archives: CARIBE

Dominica_ErikaStorm1_CourtesyDominicaPrimeMinister1

Dominica: el trabajo por recuperarse tras la devastadora tormenta Erika

Dominica_ErikaStorm1_CourtesyDominicaPrimeMinister1

Vista del río Macoucherie afectado por la tormenta Erika en Dominica. (Foto: Cortesía del Primer Ministro de Dominica)

La noche del 26 de agosto comenzó como cualquier otra para Mary Fontaine, su esposo y sus dos hijos. La familia vive en la comunidad de Petite Savanne, en el sudeste de Dominica, un país insular de 750 kilómetros cuadrados en el Caribe oriental.

La familia Fontaine era consciente de la previsión meteorológica que advertía de lluvias provocadas por la tormenta tropical Erika, por lo que Mary aseguró la casa en la que vive con su familia. Estos fenómenos meteorológicos son comunes durante la temporada de huracanes en el Atlántico y, de hecho, Erika sería la quinta tormenta tropical de la temporada 2015. El país estaba pasando por una grave sequía, por lo que Mary se preparó para recibir estas lluvias tan necesarias.

Pero los más de 71.000 residentes de esta pequeña y montañosa isla no estaban preparados para la lluvia que azotaría Dominica durante 12 horas seguidas del jueves 27 de agosto. En total, 12,64 pulgadas de lluvia cayeron en este período de tiempo.

Interrupción de servicios
A medida que amanecía en Dominica, el nivel de la devastación se hacía evidente. Los derrumbes y caídas de rocas habían cubierto aldeas y bloqueado algunas de las carreteras principales. Más de doce grandes ríos se habían desbordado, causando graves inundaciones, inutilizando puentes vitales para la población y afectando a los servicios de electricidad, agua y telecomunicaciones.

Los vínculos con el mundo exterior quedaron cortados desde el momento en que las inundaciones y los escombros cubrieron el asfalto del principal aeropuerto comercial en el este del país, así como la pista de aterrizaje más pequeña en Roseau, la capital.

“Me desperté, y cuando salí de casa, sólo había agua, agua, agua por todas partes”, recuerda Mary. “He vivido aquí toda mi vida, pero nunca vi nada como esto. Ha sido un gran desastre en toda la zona”. Mary trató desesperadamente de contactar con sus familiares que viven en las casas vecinas.

Dominica_ErikaStorm1_UNICEFEasternCaribbean_2015_BrentonHenry

Mary Fontaine (a la izquierda), quien vive en la comunidad de Petite Savanne, sobrevivió a la tormenta. Su hermano y los dos hijos de él están desaparecidos. © UNICEF Eastern Caribbean/2015/B.Henry

Devastación
Petite Savanne fue golpeada con fuerza. Esta comunidad es el hogar de 753 personas. Once de las veinte personas muertas confirmadas y 21 de las 35 desaparecidas vivían en este desolado distrito. Entre los desaparecidos están el hermano de Mary y los dos hijos de él. Su sobrina fue localizada y se encuentra bien.

La devastación en esta comunidad está tan extendida que el Gobierno ha declarado Petite Savanne y otras ocho comunidades como zonas especiales de desastre. La decisión fue tomada después de evacuar Petite Savanne y otras tres comunidades afectadas. Todos los vecinos, excepto unos pocos residentes, ya han dicho adiós a sus hogares.

Urban Baron, quien reside desde hace tiempo en Petite Savanne, describe el escenario como “peor que una zona de guerra”.

“Más de 50 casas estaban al borde del colapso, y había deslizamientos de tierra por todas partes”, asegura. Describe cómo la gente cavaba en el barro para liberar a quienes habían quedado atrapados bajo sus casas. En muchos casos, las únicas herramientas que tenían eran sus propias manos.

Recuperación
El camino hacia la recuperación de Mary y sus vecinos en Petite Savanne -y de las casi 17.000 personas en la isla afectadas gravemente por la tormenta- será largo e incierto. Carreteras y puentes serán reparados, pero las cicatrices emocionales pueden perdurar por más tiempo en esta isla conocida como ‘la isla de la naturaleza’ del Caribe.

El Gobierno ha hecho un llamamiento a la ayuda internacional, y la ayuda está llegando.

Dominica_ErikaStorm1_UNICEFEasternCaribbean_2015_DarioWilliams1

Suministros provistos por UNICEF fueron distribuidos desde Barbados para ser trasladados a Dominica. © UNICEF Eastern Caribbean/2015/D.Williams

UNICEF ha enviado hasta ahora 4.000 tabletas de purificación de agua, más de 500 cajas con kits de higiene para adultos y 100 kits de higiene infantil a las zonas más afectadas. Ahora, la organización trabaja con el Ministerio de Educación para determinar la extensión del daño al sector educativo, antes del inicio del curso escolar que estaba previsto para el próximo 7 de septiembre.


Patrick Knight es Especialista de Comunicación en UNICEF Caribe Oriental.

(Traducido a español por Marcos González Díaz, de la Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe)

UNICEF field trip to visit the Wixarica, Nuevo Colonia, Santa Catarina, Jalisco, Mexico, October 15, 2014.
Also known as the Huichol, the Wixárika are an indigenous group with a rich spiritual life and mythological cosmology incorporating the use of peyote, long peregrinations, and ancient rituals. The children are vibrant, joyous, curious and full of life…as children are.

UNICEF wants to photograph throughout the Mexican state of Jalisco for a report documenting the lives of children in the region. We visited a number of rural and urban sites, though most memorable was the journey to the far north to visit the Wixárika people in the mountainous village of Santa Catarina.

Sobre la mayor y mejor inversión en la infancia de América Latina

GONZALO BELL_El Salvador  416

© UNICEF El Salvador/Bell

Cuando alguien dice que es importante invertir en la niñez para garantizar sus derechos, reducir desigualdades y así construir sociedades más democráticas, los políticos asienten con la cabeza y todo el mundo está de acuerdo. Lo difícil es ver estas prioridades reflejadas en los presupuestos públicos.

En estos últimos diez años, y a pesar de la crisis financiera y económica global que afectó a la mayoría de países, los gobiernos de América Latina y el Caribe han ido aumentando las asignaciones presupuestarias en el área social en general y en la infancia en particular.

No sólo los gobiernos invirtieron más, sino que han venido haciendo esfuerzos para invertir mejor.

Sin embargo, si bien América Latina ha sido pionera en medir la inversión pública en niños y niñas, también es cierto que hay países de esta región donde todavía no tenemos la certeza de cuánto se destina del presupuesto público para esta población. Si es cierto que sólo lo que se mide se puede mejorar, la cuantificación de estos recursos es una condición necesaria para conocer su evolución, determinar su suficiencia -o no- y evaluar si se están mejorando las vidas de las personas -en este caso, los niños- que viven en un país.

El pasado mes de mayo nos reunimos en Quito, Ecuador, con representantes de 21 países de América Latina y el Caribe para discutir la importancia de una inversión social suficiente, adecuada, oportuna y equitativa dirigida a niños, niñas y adolescentes.

El seminario internacional Inversión en la Niñez en América Latina y el Caribe: Hacia una inversión más eficaz y equitativa en la niñez es el tercero que organizamos, después de los de Bogotá en 2013 y Lima en 2014 para tratar la necesidad de medir periódica y sistemáticamente la inversión en la infancia y también de dirigir la mirada hacia la calidad del gasto. Por ejemplo, no es lo mismo gastar mucho dinero en pintar escuelas que en formar a profesores, lo que tendría un impacto directo en la vida de los niños.

El trabajo en el área de las políticas públicas requiere tiempo antes de ver sus resultados. Esta serie de seminarios ha servido para compartir las experiencias de los participantes, aprender del trabajo que los países realizan en este tema y proveer insumos para una definición más clara del Articulo 4 de la Convención sobre los Derechos del Niño, que estipula que los Estados Partes adoptarán medidas “hasta el máximo de los recursos de que dispongan” para hacer efectivos los derechos del niño.

Hoy podemos decir que los Estados latinoamericanos y caribeños reconocen los argumentos de orden ético, económico y político a favor de invertir en la niñez, pero sobre todo, que actúan en consecuencia. Los incrementos en el presupuesto dirigido a niños y adolescentes en Perú y Ecuador, el anexo presupuestal específico para la infancia en México o el rigor técnico de las mediciones en Honduras y Guatemala son algunos ejemplos.

Es por ello que trabajamos en tres frentes. Por un lado, para que todas las sociedades de la región conozcan con certeza los esfuerzos que sus Estados, a través de los presupuestos públicos, dedican a cumplir los derechos de los más jóvenes. Segundo, para que en aquellos países donde esta tarea ya se lleva a cabo se profundice en el análisis de su calidad y efectividad. Y tercero, que la experiencia latinoamericana sirva para abanderar la abogacía por una mayor y mejor inversión en la infancia y adolescencia a nivel global. Solamente el esfuerzo conjunto permitirá que la región cuente con Estados comprometidos, sociedades empoderadas y niños que disfrutan de los mismos derechos.

Además, lo discutido en el seminario de Quito es especialmente relevante y oportuno en el momento actual: Jefes de Estado, Ministros de Hacienda y la cooperación internacional se reunirán en Addis Abeba (Etiopia) del  13 al 16 de julio en la Tercera Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo, para tratar de asegurar los recursos necesarios para implementar los próximos Objetivos de Desarrollo Sostenible hasta 2030.

Es el momento de asegurar una mejor inversión en los derechos de la infancia en el marco de estos objetivos. Pero solamente conociendo lo que gastamos hoy, podremos saber cuánto necesitaremos mañana y cómo habrá que invertirlo para hacer realidad esos derechos. En esto, América Latina tiene un camino avanzado que sería bueno mostrar al mundo.

Joaquín González-Alemán y Gerardo Escaroz son, respectivamente, Asesor Regional y Especialista del área de Políticas Públicas en la Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe.